Con profunda tristeza recibimos la noticia de la muerte de Angela Escallón Emiliani, exalumna del Colegio San Patricio (1978).  Desde muy joven cuando estaba en el colegio, Angela desarrolló el gran espíritu de liderazgo y de servicio que la acompañaría en los diversos trabajos que tuvo a lo largo de su vida.

Hace poco, para el libro de los 60 años del San Patricio, ella misma relató lo que el colegio, y especialmente su fundadora, Emma Gaviria de Uribe, había influido sobre ella: “Siempre encontré en el colegio un espacio para ser yo en total libertad, pero con total control de los límites. Solo tengo gratitud por mi colegio, por haber sido el lugar donde mi carácter se consolidó, donde aprendí el respeto por la opinión de los demás en las Asambleas, donde entendí qué era ser coherente y políticamente responsable precozmente”, recordó Angela.

Angela estudió psicología y tenía una maestría en Psicología Clínica de la Universidad de los Andes. Desde todos los cargos que ejerció, tanto en el sector privado como en el público, fue defensora incansable de las causas sociales, especialmente en el tema de la educación, lo que le mereció el reconocimiento de “Toda una Vida en educación”, que le otorgó tan solo hace unas semanas el Ministerio de Educación.

Hoy nos sentimos muy orgullosos del legado que deja Angela en el desarrollo social de Colombia, y sentimos una gran gratitud de haberla tenido en nuestras aulas y haber seguido de cerca su carrera.  Su entusiasmo, liderazgo y vocación de servicio son sin duda grandes ejemplos que le quedan a las personas que tocaron su vida, a los jóvenes que se favorecieron con sus ideas e iniciativas, a los que trabajaron al lado de ella para hacer realidad muchos sueños.